My Cart
0,00 
Blog

Educación emocional. Salud emocional.

Desde Saba Pistachios nos esforzamos por impulsar un estilo de vida sano que promueva una alimentación y unos hábitos saludables. Y parte fundamental de ello es la salud de nuestra mente. Nuestra salud emocional. Aprovechando que hoy, día 24 de enero, se celebra el día mundial de la educación os dejamos este post sobre educación emocional.

Cuando la vida nos pone ante una situación complicada, como una pelea con un amigo o una ruptura, la forma en que reaccionamos puede determinar en que se supere el conflicto o se perpetúe en el tiempo.  Y es, en estos casos, donde entra la educación emocional. La educación emocional trabaja sobre la capacidad que tenemos de tomar conciencia, comprender y controlar nuestras propias emociones y las de los demás. En resumen, de nuestra inteligencia emocional.

Los beneficios de una buena educación derivan en un mayor autoconocimiento que hará que tomes mejores decisiones, no dejemos que nos lleven los impulsos, mayor capacidad de empatía etc. Y por supuesto todo ello repercutirá en una mejora en tu vida personal, laboral, en la relación que mantienes con los demás y en tu salud.

Cómo trabajar la educación emocional

La educación emocional debe aplicarse desde la infancia y es un proceso que nunca acaba. Estos son algunos consejos que dan los expertos para trabajarla:

  1. Detectar que emociones están detrás de nuestros actos y conectar con ellas: Vivimos desconectados de nuestras emociones y debemos conectar con ellas para entenderlas. Comprender las emociones es fundamental para mejorar nuestra inteligencia emocional.
  2. Hazte un diccionario de emociones: Solo hay cuatro emociones básicas a partir de las cuales se crean todas las demás: alegría, tristeza, enfado y miedo. Pero debemos especificar más concretamente cuales son nuestras emociones para que nos ayude a entender cuales son nuestros sentimientos.
  3. Trabaja el lenguaje corporal: Nuestro lenguaje corporal nos da pista de lo que ocurre en nuestro interior. Si relacionas este tipo de cambios en el lenguaje corporal con tus emociones serás capaz de detectarlas mucho antes.
  4. Hábitos saludables: Poner en práctica hábitos saludables como hacer ejercicio, descansar bien o una alimentación sana reduce la ansiedad y mejora la confianza en uno mismo. Cuerpo sano, mente sana como dirían.
  5. Hacer un diario emocional: Otra forma muy práctica y eficaz para mejorar tu inteligencia emocional es la de apuntar en una libreta tus sentimientos diarios.

El bienestar emocional nos permite vivir plenamente. Y recuerda que tu mente es tu sol.

¿Qué opinas?

Lista de Deseos 0
Abrir chat
1
¡Hola! ¿Cómo puedo ayudarte?